Comunidades

Zamora Mich. Visita el presidente municipal, Martin Samaguey, junto con Tere Mora, diputada local del Vi distrito el ejido de Palito Blanco; entregan cobijas y se comprometió a regresar en los primeros días del mes de enero del 2019, con cincuenta despensas para mismo número de familias.

Recorrió sus accidentadas calles y pudo apreciar de primera mano las necesidades por  las que pasa las personas de este asentamiento de casi cincuenta familias; el alcalde y la legisladora escucharon su necesidades de agua potable, drenaje y alumbrado público; por su parte el presidente expresó “como nos comprometimos en las elecciones pasadas, estamos regresando a sus comunidades”.

Durante el recorrido visitaron los domicilios de algunas personas con discapacidad, “es notable la carencia de servicios y lo complicado que es la movilidad inclusive en si propia casa, a eso le sumas que en cuanto salen de su casa encuentran mucha piedra estos son obstáculos que no los dejan ser independientes”, comentó el edil.

En el recorrido que dieron los funcionarios visitaron la Noria, lugar que tienen destinado para obtener agua y donde hay algunos lavaderos para las familias; mientras se realizaba el recorrido las peticiones de los habitantes se las haciendo saber a los funcionarios municipales y del estado, cómo el caso de las luminarias en las calles.

La visita se prolongó por poco más de hora y media, “no queremos más comunidades abandonadas, no queremos más zamoranos batallando tanto por conseguir servicios, el que les hallamos traído unas cobijas es el pretexto para venir a saludarlos y conocer sus necesidades” comentó la diputada local Tere Mora.

El Ejido José Guadalupe Rodríguez Mejor conocido como el Palito Blanco, está ubicado en el extremo oriente del municipio, es el rincón más alejado, en transporte público es hasta una hora y media lo que tardan estas familias zamoranas en llegar a la zona Centro de la ciudad.

La comunidad que está a media hora y hasta cuarenta y cinco minutos en carro, la falta de transporte público hace que los miembros de esta comunidad inviertan hasta tres horas de su día en transportarse a la zona centro de esta ciudad por víveres, medicamentos o conseguir otros servicios.