SAPAZ
  • Ha sido un salvavidas para la administración municipal y dio tranquilidad a los zamoranos en tiempos complejos: Regidor Leonardo Linares
  • Alcalde Martín Samaguey demostró visión y compromiso social

Zamora Mich.-  En el marco de  la aprobación del segundo trimestre de la cuenta pública municipal, al concluir la sesión extraordinaria de Cabildo, donde compareció el tesorero municipal Arturo Gámez, el regidor Leonardo Linares Guzmán expresó que, la decisión del Alcalde al inició de la pandemia del COVID 19 de ejecutar del programa “Borrón y Cuenta Nueva” fue en extremo certera, ya que a cuatro meses de su inició se ven los frutos, que son finanzas sanas, sin deuda y sobre todo con miles de zamoranos que han llevado tranquilidad a sus hogares.

“Ahora que aprobamos la cuenta pública,  y conocimos los pormenores de las finanzas municipales nos damos cuenta que el programa Borrón y Cuenta nueva, fue una decisión certera que generó un tanque de oxígeno para la administración pública municipal y dio tranquilidad a los zamoranos; sabemos que no han llegado más de 20 millones de pesos en participaciones y es recurso que hace falta, pero esa visión de Martín y la experiencia del tesorero municipal, han permitido que tengamos una situación económica distinta a la del resto de los municipios del Estado”, expresó

La medida ha permitido que los zamoranos, que por diversas circunstancias, no habían podido pagar su predial y que en algunos casos tenían atrasos de décadas, sólo cumpliendo con el pago del año corriente pudieran saldar su cuenta, “fue una medida solidaria, llena de compromiso social, en estos tiempos de crisis sanitaria y económica, a la vez que generó o rescató un ingreso de otra manera perdido, ya que muchos zamoranos imposibilitados de pagar el total de su deuda pudieron aportar al menos la cuota del presente año y así tener tranquilidad patrimonial. Ahora esta medida ha sido seguida y tomada como ejemplo por otros municipios”.

El programa “Borrón y Cuenta” nueva sigue vigente y se mantendrá así al menos hasta el 31 de diciembre, fecha en la que concluye el año fiscal.