Deportes
  • Gana de visita a Estudiantes de Querétaro y de local a Deportivo Yurécuaro 

En las últimas dos fechas del torneo de fútbol de la Liga TDP Zamora FC se sacude la mala racha con dos victorias consecutivas y espera el próximo sábado a uno de los equipos que no ha logrado sumar, por lo que hay la esperanza, que el equipo de todos los zamoranos  vuelva a sumar para acercarse al contingente de equipos que lidera el torneo.

En jornada doble de la semana pasada, de visita a Estudiantes de Querétaro, Zamora logró el triunfo como visitante con un marcador de  2 a 1, rompiendo la racha de 4 derrotas al hilo.

El primer tanto cayó en un descuido de la saga de los estudiantes, bien aprovechado por el capitán del equipo zamorano Víctor Acuña quien disparó de media vuelta a unos metros del área grande. Ya en el segundo tiempo al minuto 73 Rafa Ríos, con entereza y frialdad, aprovecha un rebote y con la parte interna del pie coloca el balón fuerte y a la esquina de la portería con lo que selló el marcador.

Para la siguiente jornada sabatina, ya como local, y con la deuda pendiente de ganar en casa, El Zamora enfrentó a Deportivo Yurécuaro, quien había tenido un buen inicio en el torneo, pero que en esta jornada se topó con un equipo zamorano con sed de victoria.

Ya en el segundo tiempo los zamoranos entraron con ganas de ganar pero un poco distraídos ante un Yurecuaro que no entregaría fácil los tres puntos; De nueva cuenta el capitán Victor Acuña “El Capi” al ver al cancerbero adelantado sacó un soberbio disparo que se incrustó al fondo de la portería, dando la bienvenida al invitado especial, 1-0 a favor de Zamora.

De inmediato, los del “Yuré” reaccionaron, en la siguiente jugada, pusieron a prueba a la zaga defensiva del Zamora; Cuando el juego agonizaba, los zamoranos sentenciaban, tras marcar el segundo gol del encuentro, por conducto del “Conchas” Francisco Hernández, luego de un acertado cobro de tiro de esquina, en donde el Zamorano se elevó por los aires y conectó un gran testarazo venciendo al portero que nada pudo hacer para evitar la caída de su marco.